Preguntas frecuentes

Los Tribunales Deontológicos y Bioéticos de Psicología están conformados por magistrados y conjueces. Cada tribunal ha de estar conformado por mínimo siete magistrados y por el número de conjueces que se requieran de acuerdo al volumen de quejas que cada tribunal ha de conocer.

Si usted cumple los requisitos para ser magistrado o conjuez, puede postularse en la convocatoria permanente abierta para los diferentes tribunales regionales. Conozca los términos de la Convocatoria.

ASPECTOS ÉTICOS Y DISCIPLINARES

El Código Deontológico que hace parte de la Ley 1090 de septiembre 6 de 2006 es esencialmente un manual de deberes, sin embargo, en el artículo 9º de dicha Ley se señalan los siguientes derechos de los psicólogos:

  • Ser respetado y reconocido como profesional científico.
  • Recibir protección especial por parte del empleador que garantice su integridad física y mental, en razón de sus actividades profesionales como lo establece la Constitución.
  • Ejercer la profesión dentro del marco de las normas de ética vigentes.
  • Proponer innovaciones al Sistema General de Seguridad Social en Salud.

Contar con el recurso humano, tecnología e insumos adecuados y necesarios para el desempeño oportuno y eficiente de su profesión.

El artículo 10 de la Ley 1090 de septiembre 6 de 2006, señala de manera taxativa los siguientes deberes y obligaciones de los psicólogos:

  • Guardar completa reserva sobre la persona, situación o institución donde intervenga, los motivos de consulta y la identidad de los consultantes, salvo en los casos contemplados por las disposiciones legales;
  • Responsabilizarse de la información que el personal auxiliar pueda revelar sin previa autorización;
  • Llevar registros en las historias clínicas y demás acervos documentales de los casos que le son consultados;
  • Mantener en sitio cerrado y con la debida custodia las historias clínicas y demás documentos confidenciales;
  • Llevar registro escrito que pueda sistematizarse de las prácticas y procedimientos que implemente en ejercicio de su profesión;
  • Guardar el secreto profesional sobre cualquier prescripción o acto que realizare en cumplimiento de sus tareas específicas, así como de los datos o hechos que se les comunicare en razón de su actividad profesional;
  • Cumplir las normas vigentes relacionadas con la prestación de servicios en las áreas de la salud, el trabajo, la educación, la justicia y demás campos de acción del psicólogo;

Respetar los principios y valores que sustentan las normas de ética vigentes para el ejercicio de su profesión y el respeto por los derechos humanos.

De acuerdo con la interpretación sistemática y extensiva del artículo 1 de la Ley 1090 de 2006, la Psicología es una profesión de las ciencias sociales pero privilegiadamente del área de la salud. Desde su formación académica, los psicólogos se forman desde las ciencias humanas y sociales, pero con un marcado acento en las áreas de la salud y la psicología clínica. Desde la Comisión Nacional de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior, CONACES, la psicología sería una profesión de las ciencias sociales y de las humanidades. Empero, la interpretación del parágrafo único del artículo 1 de la Ley 1090 de 2006, indica que la psicología sería privilegiadamente del área de la salud. Para el Colegio es claro que el psicólogo tiene las competencias para desempeñarse en cualquiera de las áreas de la psicología. En consecuencia, el Colegio está de acuerdo con la Comunicación del Ministerio de la Protección Social en el sentido de que si los psicólogos se desempeñan en las áreas de la salud y la piscología clínica, deben diligenciar, además de su Tarjeta Profesional de Psicólogo expedida por el Colegio Colombiano de Psicólogos, en virtud del artículo 12 de la Ley 1090 de septiembre 6 de 2006, el registro de la Secretaría de Salud correspondiente a donde vaya a prestar sus servicios.

En conclusión, si el psicólogo NO se desempeña en las áreas de la Psicología Clínica, o de la Salud, es un profesional del área de las Ciencias Sociales y Humanidades, pero si se desempeña en las áreas antes descritas, es un profesional de la salud.

El COLEGIO COLOMBIANO DE PSICÓLOGOS, Colpsic, es una entidad gremial de derecho privado, sin ánimo de lucro, con personería jurídica propia inscrita en la Cámara de Comercio de Bogotá, a la que le fueron conferidas algunas funciones públicas, de acuerdo con lo señalado en el artículo 12 de la Ley 1090 de 2006, y que agrupa a la mayoría de psicólogos del país. La Constitución Política de Colombia protege el derecho a la libre asociación que tienen los ciudadanos. En consecuencia, para las personas es optativo asociarse o no a agremiaciones, colegios u organizaciones de diversos tipos. Ese es su deseo. En ese sentido, no existe ninguna obligatoriedad para que los psicólogos se colegien a Colpsic.

Colegiarse o no, hace parte del fuero interno y del libre desarrollo de la personalidad de cada uno de los profesionales de la psicología. Sin embargo, portar el carnet vigente que lo acredita como Colegiado, indica que este psicólogo cuenta con todos los requisitos legales para el ejercicio profesional, que recibe un sin número de beneficios en bienes y servicios a partir de los convenios que el Colegio ha firmado para tal fin, que apoya la consolidación del gremio y, además, que está respaldado por la más sólida organización de psicólogos del país con reconocimiento a nivel nacional e internacional.